Evacúan reliquia y corona de La Chinita por miedo a quema de iglesia

Evacúan reliquia y corona de La Chinita por miedo a quema de iglesia

Anoche, el padre Julián Acevedo, parroco de la Basílica del Santísimo Sacramento, con apoyo de laicos y feligreses, resguardaron a la Virgen tras segundo incendio de templo en Santiago.

Raúl Semprún

La quema de la Iglesia de la Veracruz, en el barrio Lastarria, en el centro de Santiago, la tarde de este martes, llevó al párroco de la Basílica del Santísimo Sacramento, Julián Acevedo, a tomar precaución con La Chinita.

«Debido a lo que está pasando con las iglesias que han sido profanadas, quiero resguardar el templo y sacar todas las imágenes de valor que allí tenemos. Espero que esta noche Dios no permita que pase nada, pero mañana pido ayuda al que pueda para sacar las imágenes. Me preocupa la Chinita, su corona, la réplica. Hay que guardarla sí o sí», escribió el sacerdote en uno de los chats en los que se organizan las actividades religiosas chiquinquireñas.

De inmediato laicos y feligreses se activaron y sugirieron ir anoche mismo al rescate de la Chiquinquirá dada la presencia de grupos violentos en las adyacencias de la iglesia, en Arturo Pratt.

El padre Julián Acevedo avaló la sugerencia y lideró la operación que fue realizada por la parte lateral del templo. Los devotos actuaron con amor y fidelidad a su patrona y evitaron conflictos con los manifestantes.

La quema de la Iglesia Veracruz, una edificación construida entre 1852 y 1857 fue parcialmente destruida por las llamas. Según las pesquisas iniciales el fuego fue provocado y alimentado por un encapuchado que arrojó líquido presuntamente inflamable a la puerta del templo.

El viernes 8 de noviembre la iglesia de la Asunción fue saqueada en el marco de las protestas sociales, lo que generó la reacción del clero. En la acción jóvenes cargaron con bancas, confesionarios e imágenes religiosas que fueron usadas para barricadas.