Huelga general quiere imponer la Constituyente en Chile

Huelga general quiere imponer la Constituyente en Chile

Diversos sectores gremiales convocan la paralización de todas las actividades en el país este martes 12 de noviembre

Douglas Pereira Medina
CNP 24.860

La crisis en Chile parece no tener fin. Al menos no por ahora.

Mientras que el gobierno ha presentado una agenda social de acuerdo con las exigencias sociales, sectores gremiales educativos, transportistas, industriales, representantes de NoMásAFP, y de los trabajadores en general, creen que lo logrado se queda corto y decidieron presionar aún más al presidente Sebastián Piñera.

Esta vez con el llamado a un paro general este martes 12 de noviembre desde las 00:00 horas hasta las 23:59.

Mario Villanueva, representante ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Trabajadoras y Trabajadores No Más AFP enfatizó que el objetivo común final es solicitar una Asamblea Constituyente para la redacción de una nueva constitución.

“Se va a convocar a todas las organizaciones sindicales a paralizar el país, para exigir el petitorio que está construido, y que tiene como demanda principal, una nueva constitución y una Asamblea Constituyente”.

Desde la Central Unitaria de Trabajadores, su presidenta Bárbara Figueroa, calificó como «una vergüenza» el ingreso mínimo garantizado que presentó el presidente Piñera como parte de su nueva agenda social por 350.000 pesos brutos.

El gremio laboral exige un ingreso mínimo de 500.000 pesos líquidos, razón por la que se sumarán a la huelga.

En tanto desde el Colegio de Educadores exigen acabar con la educación de mercado, educación gratuita y la renuncia de la ministra Marcela Cubillos.

Mario Aguilar, presidente del magisterio educativo, anunció que se unirán al paro general, pero iniciando las protestas desde el lunes 11 con una marcha que partió a las 11:00 horas desde Plaza de Italia hasta la estación del metro Los Héroes.

«Es un paro nacional de educación para mañana lunes 11, esto se hará efectivo desde las 8.00 de la mañana y durante todo el día; y, junto con el paro que está en el contexto de las reivindicaciones que ha levantado la ciudadanía, haremos marchas en distintos puntos del país”, aseveró en un punto de prensa realizado ayer.

A lo anterior se suman otras peticiones como salud gratuita y de calidad, eliminación de las Isapres, eliminación del TAG, nacionalización de las empresas de los servicios de agua y electricidad, entre otras exigencia.

Se espera que para la manifestación de mañana se sumen otras organizaciones gremiales así como la ciudadanía para cumplir el siguiente programa:

  1. Agitación y propaganda, cortes de ruta e interferencia en el transporte público.
  2. Concentración en el centro de cada ciudad donde se esté llevando a cabo la huelga.
  3. Acciones de protestas y cacerolazos al atardecer.

Recientemente, el ministro de interior, Gonzalo Blumel, anunció que el gobierno del presidente Sebastián Piñera avanzará hacia una nueva carta magna mediante un congreso constituyente.

Señaló que la idea es realizar un plesbicito ratificatorio para validar los cambios que se generen en la instancia.

Las reacciones no se hicieron esperar por parte de la oposición.

La diputada (PC), Camila Vallejo, escribió en su cuenta de Twitter: «Piñera se sigue equivocando, nueva constitución no debe nacer de un acuerdo entre cuatro paredes. Se requiere al poder constituyente originario que es el pueblo para que decida si se quiere o no nueva constitución y si es mediante asamblea constituyente.

Heraldo Muñoz, presidente del PPD, a través de la misma red social expresó: «Gran paso inicial que el gobierno acepte ir a nueva constitución. Habrá que definir cómo, pues tal proceso debe contar con la participación efectiva de la ciudadanía. No podrá ser el congreso la sede del proceso constituyente.

La puja por la nueva Constitución es la pelea que se está librando en este momento en todo el país.