Jessica Finol Siu, la experta venezolana en diseño de interiores que triunfa en Chile con su moderno estudio

Jessica Finol Siu, la experta venezolana en diseño de interiores que triunfa en Chile con su moderno estudio

Jessica Finol Siu es elegancia, distinción, armonía y profesionalidad. Y su talento como arquitecta, en Santiago de Chile, es tarjeta de presentación de decenas de locales comerciales y oficinas de los más exitosos emprendedores venezolanos y chilenos.

A sus 38 años, esta profesional graduada en la Universidad del Zulia se rehace a diario al frente del equipo de Siugroup Spa @Siugroup , estudio que es referencia en el refrescamiento de marcas comerciales, asesorías y diseño de interiores.

“En Venezuela mis primeros trabajos profesionales fueron independientes, con laboratorios Ailamed, que aún son mis clientes y grandes amigos en la distancia. También trabajé como diseñadora de interiores para la industria hotelera de Valencia”, recuerda la arquitecta, nieta de un migrante chino.

Además, se desempeñó como gerente de mantenimiento y compra de mobiliario para el Grupo Fernández, en Valencia, y al frente de la construcción de una granja porcina de 13.000 hectáreas de galpones para cría.

Sin embargo, fue en la capital zuliana, con INNOVARQ20 CA, que despuntó antes de emigrar en marzo de 2018. Con esa empresa, a la par de remodelar tiendas para el Centro Comercial Sambil y laboratorios clínicos, se dedicó a la venta de revestimientos y láminas 3D. “Prácticamente fuimos pioneros a nivel nacional en instalación de esas láminas. Instalé un local de cocinas en el mall Punta de Mata, en Maracaibo. Lo hice con una socia. Lo cerramos al año por la fuerte crisis”, sostiene.

Reinicios

Al llegar a Santiago, Finol Siu envió currículos a numerosas empresas e instituciones.

Su primer empleo fue como supervisora de estructuras metálicas para un centro cultural de la Municipalidad. Allí duró dos meses.

A la semana encontró un puesto en una oficina en Lo Barnechea. Allí aprendió las normas chilenas en materia de construcción. “Doy gracias a dios. Allí me informé, aprendí y disfruté mi etapa como profesional migrante con compañeros fabulosos, una jefa que era un sol y un dueño de la empresa que me apoyó al máximo para recibir a mi papá y a mi familia, quienes llegaron al año de estar acá”, precisa.

Para Jessica resulta una bendición encontrar trabajo en su área y piensa que fue determinante el respaldo de la cuenta @arquitectosvenezolanosenchile . Con ellos participó en cursos y charlas gratuitas. “Mi mayor satisfacción fue que entrevisté al arquitecto chileno Mathias Klotz”, asegura.

Con la llegada de la pandemia, y junto con su esposo, hablaron de conformar Siugroup SPA, debido al recorte de ingresos y el complejo contexto. En principio, esta apuesta tendría como meta vender artículos de ferretería, área en la que su esposo acumula una experiencia importante desde Venezuela, pero poco a poco, clientes amigos, empezaron a pedirle que diseñara su local, oficina o casa y como ya realizaba trabajos con la Wrangler del Costanera, apostó por esa vía.

Hoy su estudio cuenta con un equipo de 5 personas. Su esposo se encarga de las obras. “Ya llevamos 52 clientes satisfechos. Ha sido difícil sí, pero creo que con determinación y un propósito claro, todo es posible. Apenas voy por el 10% de lo que quiero lograr”.

Y este es su mensaje para los migrantes: “Chile es un país de oportunidades. ¿Que se debe trabajar? Sí, como todo, pero si no te lo crees tú no será posible. Hoy soy lo que soy gracias a mi determinación por lo que quiero, a mi propósito claro y preciso que tengo desde el día uno que pisé el aeropuerto y me convertí en una migrante más. Mi mayor mensaje es que se levanten temprano y trabajen por lo que quieren. Si se proyectan y trabajan en conjunto se llega más rápido a la meta”.