¿Por qué Chile celebra el día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes?

¿Por qué Chile celebra el día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes?

Douglas Pereira Medina
CNP N° 24.860

Foto: nuso.org

Cada 31 de octubre Chile celebra el Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes.

La fiesta inició en el año 2008 cuando el primer gobierno de la presidenta Michelle Bachelet promulgó la Ley 20.299.

Pero, ¿por qué en Chile existe una fecha tan especial como ésta?

Antes de responder la consulta veamos algunas cuestiones de fondo.

En el tercer capítulo de la Carta Magna de la nación, artículo 19, numeral 6, encontramos que el Estado permite «la libertad de conciencia, la manifestación de todas las creencias y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres o al orden público».

De hecho, la Constitución permite que las confesiones religiosas puedan erigir, conservar templos y sus dependencias, pudiendo también las iglesias tener personalidad jurídica y gozar de exenciones tributarias.

Esto definió a Chile en un Estado religioso y no laico como muchos piensan. La diferencia entre ambas condiciones la explicó el profesor en filosofía de la Universidad de Chile, Agustín Squella.

Squella, quien además es jurista, periodista, columnista y ex rector de la Universidad de Valparaíso, estableció la comparación entre un Estado religioso y uno laico en su artículo ¿Es Chile un Estado laico?, publicado en el portal de opinión Palabra Pública de la Universidad de Chile.

«El Estado religioso es el que, sin adoptar una religión oficial, apoya a todas las religiones existentes, por entender que ellas son un bien para la sociedad; por tanto, un Estado religioso otorga a todos los credos y confesiones religiosas beneficios tales como subsidios, transferencias de bienes inmuebles públicos, exenciones tributarias, y así. Por su parte, el Estado laico es aquel que no adopta una religión oficial, que no hace una valoración positiva ni negativa de las religiones, y que, por lo mismo, ni las apoya ni las persigue. Un Estado laico se mantiene neutral ante el fenómeno religioso y sus diversas manifestaciones institucionales y no hace a aquel ni a estas titular de beneficios ni víctima de maleficios, declarando y respetando la más completa libertad religiosa, incluida por cierto la de no tener religión ni afiliarse a una iglesia».

Despejada esta controversia de vieja data, veamos entonces por qué se celebra este día.

El Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes es un feriado nacional no laborable que sirve para conmemorar el día en el que el monje alemán Martin Lutero clavó en las puertas de la iglesia de Wittenberg, Alemania, las famosas 95 Tesis que dieron inicio la Reforma Protestante y al más grande quiebre del catolicismo conocido hasta hoy; pero la festividad también sirve para honrar a las Iglesias Evangélicas de Chile por su destacado rol social, así como por el significativo porcentaje de fieles que tiene a lo largo del país, más de 17%, según cifras presentadas por la Encuesta Bicentenario en octubre del año 2017.

Es además un hecho inédito, si se considera que Chile es la primera nación latinoamericana que celebra un feriado nacional no católico. El segundo, es Perú, desde el año 2017. Brasil, donde está la mayor cantidad de evangélicos de la región aún no conmemora la gesta luterana.

Es un logro
Para Mauricio Vásquez, predicador y miembro del cuerpo pastoral de la Comunidad Cristiana Casa Grande, el establecimiento de esta fecha representa el logro de la lucha que la iglesia evangélica sostuvo por años en su intento por ser más visible como actora en la sociedad.

«Se nos otorga un día, a diferencia de la iglesia católica que tiene muchos días en el calendario». (8 feriados católicos de carácter nacional, cómo en otros países donde predomina la religión romana).

Pero Vásquez advierte que esto también fue un intento del propio gobierno de Bachelet en separar a la iglesia (católica) del estado y crear así la libertad del culto con el que Chile además reconoce a los líderes de otras religiones como voceros válidos. De allí parte la creación de las Oficinas de Asuntos Religiosos creadas en los municipios.

Actos y eventos de estado
La fecha está acompañada de una serie de eventos oficiales los cuales suelen iniciar con una reunión en la Plaza de Armas de Santiago, y que preceden a una caravana de fieles por algunas calles de la ciudad. Luego se realiza el acto protocolar en el Palacio de la Moneda con la asistencia de la Presidencia de la República, miembros del gabinete y los más altos representantes de las Iglesias Evangélicas. En Concepción, así como en otras ciudades del país también hay diversas celebraciones al respecto.

Durante los actos del año pasado, el presidente Sebastián Piñera dijo durante su discurso acerca de las Iglesias Evangélicas lo siguiente: «Yo siempre agradezco la fe, el compromiso y la vocación con que predican la palabra de Dios. Y los valores, la vida, la familia y el matrimonio”.

Pero debido al reciente estallido social que mantienen en vilo a la nación del cobre, es incierto que se oficien los tradicionales actos, al menos los calendarios de eventos de los distintos niveles de gobierno no anuncian información por tal motivo.