Astrólogo: “Se acabó la isla de desarrollo económico y estabilidad política”

Astrólogo: “Se acabó la isla de desarrollo económico y estabilidad política”

Foto: Cortesía Colectivo MigrarPhoto

Pablo Ianiszewki, psicólogo clínico y astrólogo chileno, auguró lo que sucedería en su país y lo demuestra en un artículo publicado en Astrologium, su página de Facebook. Ahora ofrece sus predicciones sobre el escenario venidero.

Durante estos convulsionados días he leído y escuchado a muchos políticos, sociólogos, periodistas y politólogos asegurando que era imposible predecir el surgimiento de una crisis como la que está viviendo Chile actualmente. Ni siquiera el gobierno lo vio venir, y supuestamente no había como adelantarse a los hechos ya que esta clase de eventos explosivos no son pronosticables más allá de constatar algunas condiciones sociales generales de malestar.

Y no estoy hablando aquí de la típica politiquería oportunista de los que aseguran que el estallido de la crisis era obvio, porque si hubiese sido tan evidente alguno de estos tarambanas lo habría anunciado públicamente, cosa que ninguno hizo. Por supuesto, después de la batalla todos son generales. Pero he aquí que se demuestra, una vez más, cuánto mal le hizo al mundo haber despreciado el saber de los antiguos en favor de un racionalismo escéptico y a la vez siniestro.

Si los gobiernos y las instituciones públicas tuvieran la deferencia de oír lo que la astrología tradicional, cuando es bien practicada, tiene que decirles, habrían podido tomar medidas oportunas para evitar el descalabro, o al menos para morigerar su intensidad. Pero no, la autosuficiente mentalidad moderna ya no tiene interés en los viejos caminos de la sabiduría. No obstante, la astrología sí permite la prospección del mañana.

Voy a citar textualmente tres advertencias y predicciones que realicé en este mismo espacio con la respectiva fecha de publicación. Notarán que la primera es de hace más de un año y medio, la siguiente es de hace siete meses, y la última data de hace casi cuatro meses. Para pronosticar utilicé las herramientas clásicas de la astrología mundana tradicional, que implican el estudio detallado de ingresos cardinales y revolución del mundo, lunaciones, eclipses, grandes conjunciones, estudio de cometas, etcétera. Paso a las citas, en una de las cuales notarán que también advertí sobre el desenlace electoral en Argentina, ahora que Cristina zafó mágicamente de la justicia y volvió a la Casa Rosada:

“La revolución del mundo para Chile nos traerá ajustes presupuestarios y recortes en el gasto social a fin de paliar un importante déficit fiscal. Además presenciaremos protestas y manifestaciones contra el nuevo presidente, la caída en desgracia de alguna mujer en el parlamento o en algún ministerio, así como una radicalización de los sectores de izquierda que llevará al establecimiento de una alianza tácita contra el gobernante” – (20 de Marzo 2018).

“Esto augura un año durísimo para el presidente Sebastián Piñera y su gobierno, con una ostensible baja en las encuestas de popularidad, desorden en su gabinete, numerosos errores comunicacionales, y con una oposición severa y tozuda que marca la agenda gubernamental a la fuerza. No será un año fácil… para la política» – (25 de Marzo 2019).

“Respecto a los mandatarios de Chile y Argentina. En el primer caso, el descenso de popularidad del presidente se acelerará producto de nuevos errores, cada vez más espectaculares, en los asuntos internos del país y en la labor de los ministerios. Ello acompañado de problemas constantes en el parlamento que echarán por tierra algún proyecto de ley emblemático. Por otro lado, el Banco Central jugará con la tasa de política monetaria, apostando a rebajas que anticipan una subida importante para el próximo año. Respecto a nuestros vecinos transandinos el panorama se presentará sacudido, con una división interna mucho mayor que la observada en períodos electorales anteriores. Se destaca especialmente la presencia de una mujer que le hace sombra al gobernante, desatando una confrontación doméstica que, de una manera u otra, acaba resolviéndose a su favor, sea en el gobierno o en los tribunales” – (2 de Julio 2019).

Quiero hacer hincapié en que, cuando trabajamos con astrología mundana, no estamos al servicio de ninguna causa política o ideológica. Contaminar el trabajo astrológico con los intereses particulares es poco serio y tremendamente dañino para el arte. Lamentablemente, aunque uno haga esta aclaración mil veces, siempre habrá gente exaltada que intentará leer las predicciones de una manera retorcida, adjudicándoles una intencionalidad que no tienen. Ruego en consecuencia atender a la circunspección y asepsia con la que realizo mi trabajo, pues simplemente estoy intentando dar cuenta de lo que me indica el juicio de los astros y no de lo que yo opino, temo o deseo.

¿Y ahora qué se aproxima para Chile? Vienen tiempos difíciles, signados por un empobrecimiento del país, un estancamiento del crecimiento y una depreciación de nuestra moneda. Los mercados locales se replegarán y los inversionistas retirarán sus capitales. La pobreza, que disminuyó del 40% al 7% en treinta años, ahora invertirá su flujo y presentará un aumento relevante acompañado de mayor cesantía, PYMES en quiebra y una notoria disminución del emprendimiento. La isla de desarrollo económico y estabilidad política se acabó, junto con una gran pérdida de confiabilidad internacional. También se observarán cambios políticos y legales de envergadura a medida que la gran conjunción de Júpiter y Saturno empieza a producirse y cerrarse, iniciándose el 25 de febrero de 2020 y llegando a la perfección el 21 de diciembre del mismo año. Esto es de acuerdo con el orbe tradicional, desde luego.

La realidad futura es acuariana, por el signo donde se produce la conjunción de los dos planetas pesados. Esto implica un giro humanista, de tinte social y reformador, quizás revolucionario, pero en el marco de las condiciones económicas ya señaladas previamente. La plebe le doblará la mano a los patricios, pues veremos modificaciones tanto legales como constitucionales en el mediano plazo. Esperemos que este cambio de orientación en el modelo sea moderado y prudente por el bien de la nación, pues todo lo que se desarrolla de manera veloz y exagerada se parece más al crecimiento de un tumor canceroso que al de un organismo sano. A lo anterior se suma la conjunción de Marte y Saturno del próximo 31 de marzo de 2020 en el mismo grado de la gran conjunción de diciembre (0° de Acuario), que cae sobre la Casa III de Chile (escolares y estudiantes) y en la Casa VII de la figura de tránsito misma (enemigos conocidos), lo que indica nuevos enfrentamientos, violencia y desmanes producidos por jóvenes y adolescentes que actúan como enemigos de la nación (domus de oposición a Casa I).

Luego, el 14 de diciembre de 2020 tendremos el eclipse total de Sol sobre la Araucanía, que se produce en Casa X de dicho mapa y sobre Casa I del radix fundacional del país. Esto apunta a un gobierno en jaque constante y la posibilidad cierta de sedición. Finalmente, les ruego no insistir con más preguntas al respecto. Estoy diciendo todo lo que puedo señalar hasta el momento. En las próximas semanas me volveré a pronunciar sobre el asunto, ya que la astrología mundana toma bastante tiempo de estudio antes de que podamos juzgar y traducir el decreto de los astros”

Fuente: Astrologium