Venezolanos en Chile no inciden en la criminalidad: Tasa de delitos apenas llega al 0.7 por ciento

Venezolanos en Chile no inciden en la criminalidad: Tasa de delitos apenas llega al 0.7 por ciento

Marielba González / Crónicas de Chile 

El resultado del informe Inmigrantes venezolanos, crimen y percepciones falsas: Un análisis de los datos en Colombia, Perú y Chile, realizado por Dany Bahar, Meagan Dooley, y Andrew y publicado el 14 de septiembre pasado, detalla que el impacto en la criminalidad de los criollos en estos tres países en los últimos años es prácticamente nula.

La investigación explora la relación entre inmigración y delincuencia en los tres países con el mayor número de migrantes y refugiados venezolanos, Colombia, Perú y Chile, que, en conjunto, albergan a más de 2 millones de venezolanos.

En Chile, por ejemplo, solo el 0.7 por ciento de las personas acusadas de algún crimen en 2019 eran venezolanas, mientras que los venezolanos representan el 2.4 por ciento de la población en ese país.

El informe se sustenta en datos de la Gendarmería de Chile y es posible observar la relación entre la proporción de población nacida en el extranjero y la delincuencia. Los datos incluyen el número de personas sentenciadas, procesadas y condenadas en el sistema penal chileno por región para 2018 y 2019, desglosadas por nacionalidad del infractor.

“A nivel nacional, 41.500 personas fueron sentenciadas, procesadas y condenadas en 2018 en Chile. De estos, solo 43 eran venezolanos (0.1 por ciento). En 2019, esta cifra aumentó muy levemente, y los venezolanos representaron 107 de 43.700 personas sentenciadas, procesadas y condenadas (0.2 por ciento). Incluso al tomar en cuenta solo los procesamientos, donde se encuentran la mayoría de los casos que involucran a venezolanos, éstos representaron solo el 0.3 por ciento del total de procesamientos en 2018 y el 0.7 por ciento en 2019. Estos datos indican que los venezolanos tienen menos probabilidades de ser sentenciados, procesados o condenados que otros en Chile, dado que representan el 2.4 por ciento de la población del país y una proporción mucho menor de casos penales”, concluye el informe.