Tetrapléjico venezolano pasó 30 horas a la deriva en el aeropuerto de Santiago por tener visa emitida por un estafador

Tetrapléjico venezolano pasó 30 horas a la deriva en el aeropuerto de Santiago por tener visa emitida por un estafador

Raúl Semprún

Jesús Alberto Rondón, víctima de un ACV, estuvo a punto de ser deportado al ingresar a Chile luego que funcionarios de la Dirección de Extranjería detectaran que su Visa de Responsabilidad Democrática fue emitida de manera fraudulenta en el Consulado de Puerto Ordaz, por Édgar Alexander Caponi Soto, de 21 años, detenido a principios de mes por el Cicpc.

Lea también: Anularán 200 Visas de Responsabilidad Democrática tras captura de estafador en Consulado de Chile

Caponi Soto se dedicaba a modificar el estatus del proceso para reducir el tiempo de entrega y alteraba los pasos regulares. Rondón, de 60 años, emitió el documento bajo su ala. Funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) aumentaron el rigor durante los chequeos.

La vivencia de Rondón fue sumamente desagradable.

Al llegar al aeropuerto de Santiago con su esposa, a quien sí dejaron ingresar, para reunirse con sus hijos en Viña del Mar, quedó a la deriva por 30 horas y estuvo a punto de ser deportado, pero el gobierno chileno suspendió la deportación tras las gestiones del director del Servicio Jesuita a Migrantes en Chile, José Tomás Vicuña.

Rondón, originario del estado Zulia, forma parte de una lista de unas 200 personas que tras cancelar 400 dólares al asesor del Consulado de Chile no podrán ingresar a Chile. En su caso, la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) consideró que la visa estampada en el pasaporte era fraudulenta.

De acuerdo a las autoridades del aeropuerto, según nota del canal Mega, la visa de su esposa estaba en orden, por lo que ella sí tuvo asegurada su entrada a Chile sin contratiempos. Según el reporte, Rondón sufrió dos ataques cerebrovasculares que lo volvieron tetrapléjico.

Rondón y su esposa iniciaron su travesía por tierra desde Maracaibo hasta Riohacha, en Colombia, para luego abordar un vuelo con destino a Chile tras una escala en Bogotá.

El matrimonio realizó el trámite de la visa en el consulado de Chile en la ciudad de Puerto Ordaz, del estado Bolívar, en Venezuela, pero el documento no fue aceptado al llegar al llegar al aeropuerto de Santiago el sábado 23 de noviembre a las 10:40 horas.

La PDI pidió deportarlo hasta Colombia, donde nadie lo esperaba, ya que toda su familia se encuentra en Chile, pero la aerolínea Avianca decidió no embarcarlo en el vuelo al último puerto de entrada. Jesús quedó fuera de la puerta de embarque N° 12 a la deriva, sin comida, sin acompañamiento, sin asistencia y sin la compañía de sus familiares hasta que el funcionario del Servicio Jesuita a Migrantes en Chile atendió su caso y dio la cara por él.