Venezolanos, peruanos y bolivianos aceleran estampida de Chile

Venezolanos, peruanos y bolivianos aceleran estampida de Chile

Departamento de Extranjería y Migración de Chile destaca que en octubre salieron más extranjeros que los que ingresaron.

El estallido social que sacudió a Chile en octubre y que aún mantiene altos focos de conflictividad e inestabilidad económica invirtió los papeles en materia migratoria.

La nación considera un paraíso por las oportunidades de empleo y las proyecciones de crecimiento en materia financiera hoy espanta a quienes ayer atrajo.

De acuerdo con un análisis del Departamento de Extranjería y Migración, difundido por CNN Noticias, el mes pasado se registró la entrada de 383.055 ciudadanos foráneos al país, mientras que otros 390.031 decidieron abandonar.

Álvaro Bellolio, director del organismo, señala que los ciudadanos venezolanos y bolivianos son los que más presentaron cambios en el flujo migratorio.

En octubre, mes del estallido social, el número de salida de extranjeros desde Chile superó a la cantidad de ingresos, según un análisis elaborado por el Departamento de Extranjería y Migración, organismo dependiente del Ministerio del Interior.

Según el reporte, que consideró información de aeropuertos y pasos fronterizos habilitados, en octubre pasado entraron 383.055 extranjeros, mientras que otros 390.031 abandonaron. Es decir, hubo una diferencia de 6.976 personas.

Por su parte, en el mes de septiembre las entradas de foráneos llegaron a 388.698 casos y los egresos alcanzaron los 381.002.

El mayor flujo negativo se dio entre personas de nacionalidad boliviana, peruana y venezolana. Según las cifras, en octubre se registró una salida de 54.356 de ciudadanos bolivianos, mientras que el ingreso fue de 41.978). En el caso de los migrantes de Perú, 151.708 personas ingresaron a Chile y otras 153.293 salieron por pasos habilitados.

En el caso de los ciudadanos venezolanos, la disminución se viene registrando desde el mes de julio, cuando se implementó la visa consular.

“En la práctica, son Venezuela y Bolivia los países que tienen un cambio de tendencias interesante. En el caso de Venezuela, es por la visa consular, y en el caso de Bolivia, no hay tanta seguridad de qué ocurre en su caso”, explica en La Tercera Álvaro Bellolio, jefe del Departamento de Extranjería y Migración.

Sin embargo, José Tomás Vicuña, director nacional del Servicio Jesuita a Migrantes, llama a tomar en cuenta los ingresos clandestinos y señala que “el efecto de la crisis social en Chile lo veremos en el mediano plazo”, dado que “la decisión de migrar toma más tiempo y planificación”.

“La mayor razón para venir a Chile era la posibilidad de empleo. Con una crisis social y económica debiera modificarse el país de destino para algunas personas. Pero igual ya desde el año pasado estaba disminuyendo el ingreso”, afirmó el religioso.