Matrimonio zuliano conquista Santiago con Keks, original fórmula de galletas y brownies

Matrimonio zuliano conquista Santiago con Keks, original fórmula de galletas y brownies

Carlos Vílchez (@carlosvilchez) y Veruska Rapetta (@rapettaveru) siempre tuvieron mente de emprendedores y, cuatro años después de emigrar a Santiago de Chile, desde Maracaibo, convirtieron una idea de negocio en un trabajo en equipo que se consolida con la creación de Keks Cookies (@dikeks.cl) , original fórmula de galletas y brownies que se apuntala como un producto único, suave, delicioso y con importantes estándares de calidad.

Vílchez y Rapetta se conocieron en 2010, en las aulas de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Zulia (LUZ), se graduaron en 2016 y un año después, en abril de 2017, con títulos en mano, llegaron juntos a Santiago. Aquí les tocó duro como a la mayoría. Él consiguió empleo momentáneo en una botillería y pasó tres meses sin nada hasta lograr un puesto en una constructora. Ella trabajó 9 meses en un minimarket y luego ingresó en Casa Ideas.

Todo inició porque a Veruska le encanta la repostería y a Carlos las tortas, galletas y otros dulces. Así, cada vez que podían, hacían galletas, inicialmente de chocochips. Carlos rememora esos inicios.

“La verdad es que nos gustan mucho las galletas y aquí no existen franquicias así y en septiembre de 2018 comenzamos a hacer pruebas, a buscar crear esos sabores”.

La prueba crucial para formalizar su emprendimiento fue el inicio de la pandemia que se combinó con un mal momento laboral de Carlos y el nacimiento de su hijo. El gusano de ser sus propios jefes y de manejar sus propios tiempos picaba y se dedicaron a investigar cómo elaborar un producto top de manera más formal. Ensayaron con sabores como Red Velvet, Dark Chocolate, Choco Mokka y Avena Pasas. 

keks

La decisión

En enero de 2021, Carlos renunció a su trabajo y a Veruska la desvincularon. “Entonces nos lanzamos. Teníamos claro que el concepto a vender era el de galletas listas para hornear. Lo que vendemos es frescura”, detallan. Lo más interesante de su emprendimiento es que lograron una fórmula que no falla. El empaque trae dos presentaciones: 10 y 20 piezas. Se comercializan ya horneadas y listas para hornear en casa a una temperatura de 140 grados durante un lapso promedio de 14 minutos. Sus sabores y calidad resultan insuperables.

 “Todo lo relacionado con Keks lo hicimos nosotros sin mayor experiencia: la web, diseños, concepto de las cajas y la elección de la forma y su tamaño, redes sociales”, añade orgulloso Carlos, quien deja claro que, como arquitectos, todo lo que tenga que ver con diseños o presentaciones, refiriéndose al logo y a la marca, es muy importante en sus vidas.

En ese tránsito resultaron fundamentales con su apoyo desinteresado e incondicional los creadores de @fritangaexpress @leostyleoficial @yariglam y @embuti2díaz.

Carlos comenta que muchos emprendedores se aburren de lo que producen y ellos que llevan un año asegura que sienten que no se aburrirán nunca. 

Y esta es su reflexión: “El camino es duro, muy duro, en todo sentido, pero creemos que uno tiene que fallar para aprender el valor o significado de las cosas. Nosotros sabemos que no hemos fallado lo suficiente. Es normal tener miedo, pero nos seguiremos arriesgando, porque el miedo lo seguiremos aprovechando como combustible para construir”.